Adopción de Perros: Tenshi

By Coco

diciembre 12, 2014 historias 1 Comment

Tenshi

Hola soy Tenshi! El protagonista de la siguiente historia sobre adopción de perros.

Hace un mes que una chica me recogió de una fabrica en la que me refugié después de que me atropellara un coche, y en la que pasé 5 días de hambre y dolor, acurrucada en unos setos y bebiendo agua de lluvia que se quedaba en cajas que el viento derribaba. En fin, cuando esta chica apareció no tenia fuerzas ni para escapar, me cai de espaldas al tratar de levantarme, entonces aprovechó para cogerme y meterme en un transportín enorme.

Me llevo a una clinica en la que por suerte el señor que me tocaba la herida solo decía “para cortar siempre hay tiempo, para cortar siempre hay tiempo, vamos a esperar unos días con tratamiento”. Me mandaron un montón de medicación y la chica que me recogió me llevo a su casa, me dejó en una habitación calentita y por fin pude dormir sin miedo en una mantita (aunque menuda cara de susto llevo jaja).

adopcion de perros

A la mañana siguiente la puerta se abrió, y como podía trataba de huir en circulos, pero resulta que traía comida, y por narices me tuve que acercar, no era lo más rico del mundo, pero tenía mucho hambre.
Me volvieron a llevar a la clinica del señor del “siempre hay tiempo” y dijo que mi pata estaba viva (VIVAAAA!!!! :wohow: ) y que podíamos dar más tiempo a ver como curaba, aunque como yo me había lamido mucho y quitado la suciedad vieron que se me veía un trozo de hueso importante, y eso resultaba peligroso, porque si se secaba, me tendrían que cortar, ¡que miedo! ¡mi pata!

Volví a ir a casa de la chica, y esa tarde me presentaron a más miembros de la familia, una perra enorme que se llama Erza y otra cachorrita como yo que se llama Hinata, aunque yo soy más mayor, que solo me faltan los colmillos por cambiar! ja!
Como en cualquier caso de adopción de perros, al principio me asusté mucho, pero tenía curiosidad por ver a más de mi especie y movía el rabito entre las piernas. No estuvieron mucho para no agobiarme, y hasta el día siguiente me quede sola otra vez, con las visitas de los humanos nada más.

Al día siguiente dejé de comer, no quería ya esa cosa marrón y redonda, tenía hambre pero no se por qué me costaba horrores comer eso. A media tarde me bajaron a otra habitación “al salón” que dicen los humanos, y de repente estábamos 3 gatos y 3 perros juntos, y quería saludar a todos!!!
Me encantó pasar la tarde con todos, pero por la noche me subieron a mi cuarto a dormir, y no quería así que me pegué la noche llorando a ver si me hacían caso, no funciono esa noche, pero fue la última noche que pasé ahí sola, desde entonces estoy con toda la familia de acogida.
Ay! y como seguía sin comer, la humana no pudo resistirse a darme la misma comida que a los demás, el primer día pollo, mmmmm no lo olvidaré.

Me curan la pata mala muy a menudo, y una vez a la semana me llevan al médico a que supervise mi evolución, y dicen que voy maravillosamente.

Hoy por hoy dicen que voy a conservar la pata, y yo que les oigo hablarlo, me pongo super contenta y me pego unas carreras que ni me acuerdo de la pata! jajaja

En fin, estoy muy feliz aquí, pero se que esta no es mi casa definitiva, así que os pido ayuda para que le contéis a todos quien soy y mi historia sobre la adopción de perros, y ver si alguien me quiere llevar con ellos para siempre! GRACIAS!!

Si quieres saber más o compartir tu experiencia, te invitamos a que visites nuestro foro de perros. 😉

Latest Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Masquelabradores utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR